LOS HÁBITOS SALUDABLES DE ALIMENTACIÓN AYUDAN A QUE LOS NIÑOS DESARROLLEN UN MEJOR RENDIMIENTO ACADÉMICO

Los hábitos saludables de alimentación ayudan a que los niños desarrollen un mejor rendimiento académico

LOS HÁBITOS SALUDABLES DE ALIMENTACIÓN AYUDAN A QUE LOS NIÑOS DESARROLLEN UN MEJOR RENDIMIENTO ACADÉMICO

  • Esta es la principal conclusión del grupo de expertos reunidos por Acción contra el Hambre que han debatido sobre la importancia de la alimentación sana en la infancia.

Los expertos congregados por Acción contra el Hambre coinciden en afirmar que mantener unos hábitos de alimentación saludable desde edades tempranas permite un mejor desarrollo académico a los niños. Por lo tanto, cuidar la alimentación infantil posibilita que los menores cuenten con mejores oportunidades para su futuro, una razón más para promover la dieta sana en los niños.

La organización ha reunido a diversos expertos que en el 'Diálogo sobre Alimentación saludable y empleo' han reflexionado sobre la influencia de los hábitos saludables de alimentación en el desarrollo de los menores. El rendimiento académico de los niños con una dieta sana es mejor que el de aquellos con una alimentación inadecuada, por lo que la correcta nutrición se constituye en un factor de importancia en el desarrollo académico de los más pequeños.

La pobreza infantil, que lleva a menudo aparejada la imposibilidad de mantener unos hábitos de alimentación saludables, hipoteca el futuro laboral de los niños y niñas que nacen en familias con pocos recursos. El empleo es la fuente principal de calidad de vida de una persona adulta, por lo que promover que ningún niño vea restringidas sus opciones futuras ayuda a construir una sociedad más sana e igualitaria.

Los menores vulnerables muestran menor acceso a los alimentos saludables, lo que les imposibilita a que en el futuro abandonen una situación de pobreza y desempleo. La falta de ingresos hace más difícil el acceso a una dieta saludable. Sin embargo, no es solo una cuestión económica, también lo es de conocimiento y otros aspectos más psicosociales relacionados con la adquisición de hábitos y actitudes. Por eso, los proyectos educativos que fomentan los hábitos saludables de alimentación son tan importantes, ya que ayudan a que los niños de hoy se conviertan en adultos sanos y equilibrados el día de mañana.